Blog
Branding | Marketing Viernes, 17 de Diciembre de 2010

Tres grandes estrategias de branding

Comenta el artículo

La primera década del siglo XX ha sido una época inicial de cambios en la forma de comunicarse, relacionarse y convivir. Las grandes marcas no han sido ajenas a la transformación. Algunas han conseguido romper estereotipos en el sector de la publicidad, el marketing o la comunicación, por lo que se estima oportuno repasar tres estrategias de marca, que en mi propia opinión destacan a lo largo de esta década.

BMW- “¿Te gusta conducir?”

BMW apostó por una nueva visión en un sector que enaltecía el producto de gama alta con un enfoque exclusivamente racional: Seguridad, potencia, ingeniería, comodidad y autoestima.

El cambio en su comunicación de marca, ahondó en lo más profundo de las personas. El enfoque en sus famosas campañas de publicidad para buscar en la emoción de la audiencia una filosofía alrededor del producto, sin llegar a mostrarlo, causo dudas y escepticismo. El cambio de posicionamiento de la marca vino acompañada de una nueva línea de productos bajo la serie Z, lo que confirió a la marca una imagen diferente que rompía brutalmente con la competencia y le permitía alcanzar un nuevo segmento de mercado.

BMW nos muestra la importancia del establecer un posicionamiento para conseguir una imagen de marca cercana que apela a los sentimientos de los individuos.

Apple – “Think different”

En un mercado dominado por ordenadores clónicos, Apple alcanzó un lugar privilegiado bajo la visión innovadora de Steve Jobs, socio fundador que recuperó la tutela de la compañía a finales de los noventa.

La transformación de la propia organización vino marcada por una filosofía que se remitía a los inicios de la marca. La comunicación que desarrolla a través de “publicity” o publicidad no pagada, además de los canales tradicionales, han convertido a las personas que trabajan para la compañía en embajadores de la marca. El nuevo posicionamiento influyó definitivamente en los procesos de la compañía, dando lugar a una ampliación en la gama de productos: iMac, iPod, iPhone y iPad. La imagen resultante ha permitido involucrar totalmente al consumidor, convirtiéndole en un admirador que defienden la marca y promueven su uso.

Apple nos demuestra como un posicionamiento claro facilita el adoctrinamiento de la marca en el interior de las organizaciones y lograr un compromiso en las relaciones con las personas.

Pepsi – “Refresh Proyect”

Cuando la Superbowl era el evento más visto por televisión, Pepsi decidió invertir la mayor parte de su partida publicitaria en una campaña de RS o responabilidad social.

El trueque de la marca con su entorno a través de una contribución a la sociedad era el objeto de la campaña. Renunciando a su presencia directa durante la retransmisión del evento más importante en la parrilla estadounidense y apelando a la responsabilidad social, la marca sitúo el eje de su estrategia de comunicación en los medios sociales. La decisión alentó el debate en el entorno de los medios publicitarios off y online, pero estableció un hito en la historia de la comunicación que acercó la marca a diversos grupos de interés: Gobiernos locales, Instituciones, Asociaciones, ONGs, clientes y empleados.

Pepsi nos presenta como adquirir nuevos valores a través de una experiencia cercana planteada como un proceso de impacto profundo y posicionando la marca como un ente comprometido con su entorno.

Un periodo lleno de cambios en cuanto a conceptos, contenidos y contextos en una sociedad que ha vivido una gran transformación en la forma de comunicarse. Diez años en el que han destacado las marcas que recurren a la propia esencia del ser humano.

Este artículo está escrito para aportar a la invitación lanzada por Victor Guerra a Javier Muñoz y Critian Saracco a través de Twitter: “Las mejores estrategias de marketing de la década”. La pelota estaba en mi tejado ¿Te apetece tomar el relevo? :)

Comenta el artículo