Blog
Internet | Marketing digital Martes, 13 de Abril de 2010

Muchos seguidores y poca influencia

10 comentarios

Aludir al número de adeptos para adjudicarse el éxito es una costumbre habitual entre los usuarios de los medios sociales. Pero medir el triunfo en función de la cantidad de seguidores es un grave error, ya que la presencia eficaz de una marca en Facebook o en Twitter depende en mayor medida de la calidad.

Pensar que la afiliación está acompañada de un interés real es llevarse al engaño, pues en muchos casos quienes se adhieren al perfil son robots o coleccionistas de usuarios, cuyo propósito es la comunicación en un solo sentido. De nada sirve tener una enorme comunidad, cuando sus miembros se alejan de la conversación mostrándose indiferentes y apáticos. La popularidad en redes sociales no implica siempre valor.

La cifra de adscritos a la marca supone una variable insuficiente para establecer la trascendencia de la misma en Internet. La respuesta de la audiencia es imprescindible para calibrar la influencia de una compañía o profesional, es decir, la clave para ganar prestigio en el ámbito de los medios sociales se encuentra en la relación con los seguidores.

Las menciones, las interacciones y el tráfico son variables que permiten medir el alcance online de una marca. A medida que la audiencia se involucra en la actividad desarrollada por la marca, el influjo de la misma se incrementa, dando lugar a una conversión efectiva del objetivo que se persigue en las redes sociales.

Un exagerado número de afiliados es un escaso aval sobre el éxito del usuario en Facebook o en Twitter. Supeditar la estrategia de medios sociales a la cantidad de agregados, es ir en detrimento de la reputación de la marca. La obsesión por el número de adeptos puede convertirse en un obstáculo, deformando el verdadero significado de la relación entre marca y seguidor.

Mucho ruido y pocas nueces o muchos seguidores y poca influencia. A pesar de que la cantidad es un factor secundario para medir el prestigio en Internet, se ha convertido erróneamente en garantía suficiente para muchos negocios. El elemento primordial para triunfar en el marketing online es la participación de los seguidores, que confiere a la marca trascendencia y cierto grado de influencia.

10 comentarios · Escribe tu comentario

Javier Muñoz

¡Qué mal me caes Oscar! (es broma). Seguimos estando muy de acuerdo en lo que pensamos. Muy buen post tanto en el fondo como en la forma. No sé que más decir, sólo que ¡Felicidades! por esa reflexión… totalmente acertada.

| Martes, 13 de Abril de 2010 a las 11:15 am |

Javier Pérez Caro

Oscar, muy acertado tu post. Has hecho una foto de la realidad, el negocio o la visibilidad no está principalmente en el volumen de seguidores, sino mas bien en el volumen de “participaciones activas” (Comentarios, Compartir, etc.…)

UN SALUDO

| Martes, 13 de Abril de 2010 a las 11:33 am |

Logela

Está claro que la métrica por usuario es muy de pincelada gruesa, que hay que hacer análisis más profundos como conversación, RTs, conversión de SM a landing pages, capacidad de convocatoria de tu timeline a eventos presenciales y unas cuantas variables más.

| Martes, 13 de Abril de 2010 a las 11:54 am |

Oscar Coca

Muchas empresas o profesionales argumentan sus logros apelando al número de seguidores en Twitter o Facebook, cuando apenas son capaces de mantener una conversación con sus contactos en las redes sociales. La cantidad es sólo un factor secundario en un medio en el que debe primar la relación. Muchas gracias a todos por vuestros comentarios. Saludos.

| Martes, 13 de Abril de 2010 a las 11:58 am |

isabeliav

Estoy contigo al 100%… al menos en este artículo ;-) y me temo que también en muchos otros. Enhorabuena por tu blog y tu trabajo.

| Martes, 13 de Abril de 2010 a las 17:15 pm |

Oscar Coca

Observamos el sector del marketing y la publicidad con una mirada muy parecida Isabel : ) Gracias por tu comentario.

| Martes, 13 de Abril de 2010 a las 18:41 pm |

Alfredo

En terminos mas sociales que economicos, lo resumo de forma simple: La importancia radicará siempre en las interacciones con los otros nodos de la red social. El contenido también, pero eso obedece a un nicho determinado.

¿Influencia? Dependerá del contenido. Pero señalo las interacciones: Indica ruido, por último.

Saludos

| Martes, 13 de Abril de 2010 a las 19:30 pm |

Oscar Coca

Evidentemente el contenido es un elemento que establece el sector en el que el usuario puede llegar a obtener un mayor prestigio. Gracias por tu aportación Alfredo. Saludos.

| Martes, 13 de Abril de 2010 a las 21:58 pm |

javier regueira

Muy bien Oscar. No sé si has leído el libro Faceboom, me hizo mucha gracia una disección que hace de la irrelevancia de Facebook: ¿en qué cambiará mi vida al agregarme al grupo de fans “estoy harto de las señoras que van al hiper en chandal”? ¿y no agregarme…?

| Jueves, 22 de Abril de 2010 a las 15:18 pm |

Oscar Coca

Se agradece la aportación, que refleja claramente como el empleo de las redes sociales no siempre implica valor para el usuario, pues hay que saber como utilizarlas para obtener un beneficio. Muchas gracias Javier por tu comentario.

| Jueves, 22 de Abril de 2010 a las 16:47 pm |

Comenta el artículo