Blog
Branding | Marketing Miércoles, 24 de Febrero de 2010

Los detalles venden la marca

Comenta el artículo

Tanto en el mundo real como en el virtual existen casos de empresas y profesionales que no prestan atención a los detalles. La capacidad de persuasión de sus comunicaciones queda mermada al emplear sólamente recursos gratuitos, impersonales o desarrollados por aficionados.

Concebir la esencia del negocio como lo único importante para triunfar, es un error habitual en el marketing de la pequeña empresa. Los detalles que para algunos son prescindibles, suelen resultar en muchos casos la llave que abre las puertas del éxito a la marca.

Cualquier aspecto que en principio parece poco relevante, es realmente una parte inherente al negocio que modela la esencia de la marca. Obviando los elementos que algunos califican de minucias o pormenores, es probable que la incorporación de un producto o servicio al mercado se aletargue, permitiendo a la competencia adelantarse.

Cuando se cuidan todos los aspectos, el cliente potencial percibe la preocupación de la compañía y, en consecuencia, siente seguridad al consumir sus productos o servicios. Sin embargo, el desprecio por el detalle proyecta una imagen amateur de la marca que suele traducirse en desconfianza.

Las pequeñas empresas y profesionales deben prestar atención a todos y cada uno de los elementos empleados en sus acciones de marketing, con el objetivo de lograr un posicionamiento adecuado a sus intereses en el menor tiempo posible.

El proceso continuo del branding necesita atender los detalles para vender la esencia de la marca. Tan importante es el fundamento como los aspectos que le acompañan, ya que son estos últimos los que dan forma al fondo y ayudan a configurar una identidad única.

Comenta el artículo