Blog
Branding | Conceptos Viernes, 11 de Febrero de 2011

La marca tiene vida propia

Comenta el artículo

Hace mucho que el concepto de marca dejó de referirse a una representación gráfica para aludir a la percepción que tienen las personas sobre una organización o un profesional. La dificultad para entender como funcionan los circuitos de la mente humana transfiere a la marca una gran complejidad que la convierte en un ente con vida propia.

Las empresas pueden proyectar un posicionamiento, pero nunca podrán someter el juicio de todos los sujetos que tienen contacto con la marca para favorecer una imagen mental idéntica. El ser humano goza de una extraordinaria capacidad para individualizar conceptos, contenidos y contextos que hace a las personas distintas en su forma de pensar.

La marca es un ente dependiente del modo en que cada sujeto la experimenta, la entiende y la siente. Cada uno la dota de un significado que se aleja o se acerca de la imagen mental que tienen otros sobre la misma. La diversidad en cuanto a la comprensión individual del ente es lo que permite que la marca adquiera vida propia.

Tratar de controlar absolutamente todos los aspectos que rodean al ente intangible es una tarea imposible. Sin embargo, es factible trazar la guía que posibilite la cohesión de pensamientos positivos, de manera que la imagen mental favorable de un conjunto de personas supere las percepciones negativas individuales.

Mediante sus juicios de valor y sus opiniones, las personas dan vida a la marca y cada persona vive una serie de circunstancias que afectan en mayor o menor medida su modo de comprender el intangible. El grupo de personas que tienen contacto directo o indirecto con la organización o el profesional es quien moldea realmente el inmenso ente que supone la marca.

Nada, ni nadie tiene capacidad para imponer en todos los sujetos la misma percepción individual acerca del enorme ser que forman sus mentes, pero pueden influir en las situaciones que experimentan para generar una imagen similar en el conjunto de los individuos. La marca es una criatura tan compleja como ser humano, razón por la cual tiene vida propia.

Etiquetas: ,

Comenta el artículo