Blog
Noticias | Publicidad Jueves, 4 de Marzo de 2010

La campaña de la desconfianza

Comenta el artículo

La campaña “Esto solo lo arreglamos entre todos” trata de transmitir un mensaje de confianza que anima a luchar contra la crisis. El mensaje azuza a los ciudadanos para que reactiven la economía española, otorgándoles la difícil tarea de solucionar el panorama actual. Pero Internet ha dejado al descubierto a los artífices de la campaña, generando una gran indignación entre los internautas.

Grandes multinacionales, compañías financieras y cámaras de comercio conforman la Fundación Confianza, responsable de la iniciativa “Esto solo lo arreglamos entre todos”. El hecho de que sean los grandes intereses empresariales quienes hagan el llamamiento, suscita los recelos de muchos ciudadanos, cansados de una situación que atribuyen a la avaricia del gran empresario.

Los expedientes de regulación, las altas nóminas de los directivos de grandes compañías y el coste de 4 millones de euros que supone la comunicación, son algunas de las razones que hacen evidente la ruptura de gran parte de la sociedad española con la Fundación, cuyo objetivo es impulsar proyectos que garanticen las actividades de sus afiliados.

Así que muchos conciben la campaña como un esfuerzo para fomentar el consumo a toda costa, de manera que las grandes corporaciones continúan obteniendo beneficios, mientras que sólo los pequeños negocios y los trabajadores se sacrifican para mejorar la economía.

Las reacciones no se hicieron esperar tras el lanzamiento, surgiendo varias campañas en contraposición con presencia en las redes sociales: “Esto solo lo arreglamos sin ellos“, “Esto solo lo arreglamos entre todxs” o “Esto deberían arreglarlo los que lo jodieron” como las iniciativas más destacadas.

La aparición de estas plataformas pone de manifiesto la necesidad de ser totalmente transparente en las comunicaciones, ya que el mensaje original se percibe como un disfraz que proclama cordialmente la unión, pero que parece responsabilizar al consumidor de la prolongación de la crisis.

Un proyecto que nació como una iniciativa que trataba de imprimir confianza en la sociedad española, se está convirtiendo en la campaña de la desconfianza.

Comenta el artículo