Blog
Branding | Marketing Jueves, 23 de Septiembre de 2010

El trueque de la responsabilidad social

Comenta el artículo

En los últimos años, la responsabilidad social corporativa o RSC se ha convertido en un aspecto fundamental en las estrategias de marketing de las empresas, ya sean grandes o pequeñas. El compromiso con la sociedad se transforma así en un reclamo bastante útil que permite establecer una relación duradera con el cliente.

La responsabilidad social corporativa emerge por el impacto que produce la actividad empresarial en el entorno social y medioambiental. Diseñando un sistema de gestión que repercute provechosamente en la sociedad, la organización consigue anular la visión egoísta que existe en el pensamiento colectivo sobre su objetivo de rentabilidad.

Cuando la actitud responsable y el compromiso social se emplean como parte de la estrategia de marketing, la empresa propicia el acercamiento de diversos grupos de interés o ‘stakeholders’ hacia la marca, incrementando su cuota de mercado, mejorando su posicionamiento e incorporando valores que la diferencian de la competencia.

Las estrategias de mercado centradas en el concepto de responsabilidad social deben cumplir principalmente tres principios: Colaborar con una causa social consecuente con la marca y con un grupo de interés definido; comunicar la acción social a través de todos los mecanismos al alcance de la empresa; y distribuir los recursos obtenidos de forma transparente.

Las campañas de responsabilidad social actúa directamente sobre la conciencia de las personas. La mayoría de los consumidores prefieren comprar productos con los que puedan contribuir a una causa social, ya que la adquisición de una marca comprometida los hace participes de una buena acción, convirtiéndolos a su vez en consumidores responsables.

El marketing de responsabilidad social es básicamente un trueque: La organización alivia de cargas al entorno social a cambio de mejorar sus resultados. Sin embargo, se trata de un intercambio justo que retorna amplios beneficios a la sociedad, pues informa sobre problemas que de otra forma quedarían ocultos y facilita los recursos para solucionarlos.

Comenta el artículo