Blog
Branding | Noticias Jueves, 14 de Octubre de 2010

El logo que quiso llenar el vacío

4 comentarios

La semana pasada GAP mostró una nueva imagen visual provocando las críticas y burlas de muchos profesionales del marketing. En apenas unos días, la marca de ropa ha rectificado ante la presión desatada en las redes digitales, recuperando su antiguo logo. Pero el problema es mucho más profundo que un simple logo o una oposición en los medios sociales.

Tras la crisis financiera de 2007, la compañía de moda infantil y juvenil observó como sus ventas caían sin remedio. Los ejecutivos reaccionaron rápidamente reduciendo los costes, redirigiendo su línea de productos, incluyendo descuentos, creando una tienda ‘online’ e invirtiendo en los medios sociales.

La recuperación supero sus previsiones hasta tal punto que la marca se fortaleció, generando un incremento espectacular de los beneficios. Sin embargo, en 2010 la situación del mercado vuelve a cambiar y GAP mantiene una línea de productos básicos que se aleja de las aspiraciones de los consumidores, produciéndose un vacío que repercute en las ventas.

La marca había sabido anticiparse a la catástrofe años atrás, forjando una imagen de profesionalidad que le permitió recuperar la confianza de sus clientes. Ahora, la compañía tenía que volver a llenar con rapidez el vacío que le separaba de su público, así que decide cambiar un logo diseñado para una época en la que prevalecía la impresión.

La nueva imagen visual de GAP carecía de estilo y modernidad, una característica inherente a la moda. Las críticas brotaron sin parar ante una acción que dejaba de responder a las expectativas de los clientes en cuanto a una mejora. Aquella percepción de profesionalidad que antaño le dio grandes resultados comienza a disiparse.

Sin embargo, el verdadero desastre se centra en la gestión de la crisis. La organización admite que no encuentran otra solución, así que propone a sus seguidores que envíen otras alternativas al logo, desatando las iras de muchos diseñadores. La marca rectifica aludiendo que se ha equivocado al tratar de nutrirse de ideas ajenas, pero las acciones de la compañía caen en picado.

Aunque la organización decide finalmente recuperar su antiguo logo como medida desesperada, el percance ya había hecho mella. Otras grandes firmas han cambiado su imagen visual por un logo desafortunado sin dañar su reputación. El problema siempre estuvo en la relación entre las expectativas de los clientes y las actuaciones de GAP, que dejó al descubierto su debilidad y su falta de profesionalidad.

4 comentarios · Escribe tu comentario

Javier Muñoz

Interesante opinión Oscar, lo cierto es que me gustaba más el logo que han recuperado. Un logo es algo muy propio de una marca, muy definitorio de la imagen que transmite a sus “fans” o consumidores y partre de su propia esencia. No sé, no sé… pero algunas veces tantas opiniones pueden llevar a la confusión. Está muy bien compartir experiencias y “abrir” tu marca… pero no “regalársela” al público. Las grandes marcas de moda hacen partícipes y comparten con sus admiradores y compradores… pero, ¿hasta ese punto? Una marca de moda se rodea de cierto “glamour” que debe conservar. Muy buen finde señor.

| Viernes, 15 de Octubre de 2010 a las 7:09 am |

Oscar Coca

Ciertamente la opción de nuevo logo era un diseño que no mantenía equilibrio visual y utilizaba una tipografía muy común que restaba caracter a la imagen visual. Aunque también es verdad que el logo antiguo supone un gran problema para su reproducción en los medios digitales. Pero la clave no está sólo en el logo, sino en una línea de productos ideada para otro período y que ha dejado de ser especial. Tratar de remediar una disminución en las ventas con un logo, sin llevar a cabo un estudio para conocer el verdadero problema es un error muy grave. Siempre hay que escuchar al consumidor, pero hay que hacerlo antes de actuar.

Buen fin de semana a tí también y gracias por tu aportación Javier.

| Viernes, 15 de Octubre de 2010 a las 8:44 am |

javier regueira

Buena reflexión Oscar, casi me has dado un case study para clase. Creo que la erosión de la reputación on-line sólo puede combatirse con una respuesta respetuosa, pero firme en el mismo medio. Domino´s lo ha sabido hacer muy bien en varias ocasiones en los últimos años. Saludos.

| Martes, 19 de Octubre de 2010 a las 22:49 pm |

Oscar Coca

Ciertamente es un caso a tener en cuenta, que alude a la falta de reflexión en cuanto a la búsquedas de soluciones ante un problema concreto. Tomar decisiones precipitadas puede llevar a destrozar en días una buena imagen de marca. Tus aportaciones siempre son bienvenidas, Javier. Un abrazo.

| Miércoles, 20 de Octubre de 2010 a las 7:56 am |

Comenta el artículo