Blog
Internet | Medios Lunes, 23 de Noviembre de 2009

El azote de los medios

Comenta el artículo

Los medios de comunicación tradicionales monopolizaban el poder para influir en la sociedad desde sus inicios. La televisión, la radio y la prensa eran los únicos capaces de generar conversaciones a gran escala, conformando la opinión pública. Pero de repente… Llegó Internet.

En los últimos tiempos, el privilegio de los grandes medios para intervenir en el criterio colectivo y provocar el diálogo en la sociedad se ha extendido gracias a Internet. Los medios tradicionales están con el agua al cuello, ya que aumenta la competencia en el entorno digital y disminuye la inversión publicitaria en sus espacios.

Cada día aparece un nuevo líder de opinión o un nuevo medio en Internet, sin apenas desembolso de capital. El contenido ofrecido en el ámbito digital suele ser gratuito, en contraposición a los contenidos de pago proporcionados por la televisión o la prensa. Además, las noticias adquieren un rasgo de inmediatez difícil de superar por los medios tradicionales.

Antaño, los medios masivos ofrecían una utilidad exclusiva para los anunciantes, al facilitar la conversación con el consumidor. Pero esa exclusividad ha desaparecido y sus espacios se han devaluado. Como consecuencia, la inversión publicitaria, sobre todo en televisión y periódicos, decrece en favor del marketing digital, mermando su principal fuente de financiación.

La situación parece desoladora: Del mismo modo que la revolución industrial asfixió al colectivo artesanal, la revolución tecnológica está ahogando a los medios de masas. Las soluciones nunca son fáciles de encontrar, pero ante este panorama, todo depende de la creatividad y la capacidad de reacción que desplieguen los medios tradicionales.

Comenta el artículo