Blog
Marketing digital | Publicidad Viernes, 31 de Diciembre de 2010

El aterrizaje en las páginas de destino

Comenta el artículo

Las denominadas páginas de destino son soportes ‘online’ que actúa como destino directo de un enlace, un banner o un anuncio incluido en otras plataformas. Permite atraer tráfico, retener a los visitantes y/o convertir a los usuarios en compradores, definiéndose como una poderosa herramienta a tener en consideración para el desarrollo de las campañas en Internet.

Aunque con frecuencia se suele atribuir un único patrón a las páginas de destino, lo cierto es que existen varios tipos de estructuras para generar diferentes experiencias de aterrizaje.

La ‘landing page’ o pagina de aterrizaje consiste en una sola página con un contenido atractivo que posibilita la retención y/o la conversión de los visitantes en la propia página. Ideal para emplear una lista de correo electrónico y mantener un enlace con los consumidores, así como captar clientes potenciales.

La “warming page” o página de calentamiento consta de una única página con una breve información que conduce al usuario a otra plataforma para realizar la conversión. Empleada sobre todo para dirigir consumidores a plataformas de comercio electrónico, donde tiene lugar el registro para realizar la compra.

El ‘microsite’ o micrositio está compuesto por varias páginas con una llamada a la acción única, dando forma a un pequeño sitio web con un contenido más amplio que permite una experiencia más profunda. Útil en la penetración de productos innovadores o que requieren del largo plazo, del mismo modo que aquellos orientados a un nicho de mercado específico.

La ‘covert path’ o trayectoria de conversión se constituye como una página que dirige al visitante a un contenido u otro para lograr una conversión determinada dependiendo de su perfil. Un modelo dirigido a diversos grupos de interés que permite generar un ambiente propicio para entablar la relación con el cliente según su naturaleza.

La elección de un formato u otro depende del perfil del público al que se dirige y la naturaleza de la acción que interesa a la marca. La clave de una es cumplir la expectativa generada en el espacio publicitario con un diseño centrado en una conversión de participación, registro o compra.

El empleo de páginas de destino es necesario cuando se invierte en publicidad ‘online’ y se tiene claro cuál es el intercambio concreto a realizar para la conversión, lo cual requiere de un conocimiento previo sobre la fuente de tráfico específico. Generar mayor visibilidad por determinadas entradas Google u optimizar el aterrizaje en las páginas de Facebook, son algunas de sus múltiples posibilidades.

Ante este panorama, las paginas de destino se convierten en una combinación de puntos de contacto con la marca profesional o empresarial, que debe tener en consideración la ventajas que permiten en relación al email marketing, comercio electrónico y visibilidad en buscadores o redes sociales.

Recuerda que la esencia del diseño en una página de destino es una disposición visual compacta que incluye: Un titular atractivo que presente la propuesta; un contenido impecable de rápido acceso que facilite su comprensión; evidencias que fomenten la confianza; y una clara llamada a la acción que posibilite la consecución del objetivo de forma sencilla e inmediata.

Comenta el artículo