Blog
Branding | Conceptos Miércoles, 6 de Abril de 2011

Contenido de marca: La atracción sutil

6 comentarios

Ante un panorama en el que los individuos son quienes adquieren la potestad para iniciar el contacto con la marca, las fórmulas basadas en el contenido de marca o “branded content” adquieren una importancia significativa. Frente a la aspereza de métodos agresivos, la insinuación propia de los contenidos vinculados a la marca posibilita un acercamiento natural.

Las acciones auspiciadas por los contenidos de marca buscan la sinergia sutil entre el entretenimiento, la información y los valores de la marca. El objetivo concreto es fortalecer la relación entre marca y clientes, favoreciendo una experiencia notable que despierta sensaciones únicas entre quienes son susceptibles de adoptar la marca.

El contenido ligado a la marca debe ser concebido como un espacio sugerente donde el ente se relaciona de forma ingeniosa con su público. Arropado por un contexto que se aleja del convencionalismo publicitario, la marca debe ser capaz de atraer al cliente potencial mediante un contenido singular que refuerza su valor intangible.

La clave de las acciones fundamentadas en “branded content” se encuentra en aprovechar aquello que pueda resultar relevante para el consumidor, involucrando a los individuos y aportando un valor que huye del interés puramente comercial. El entretenimiento o el conocimiento se convierten en el objetivo fundamental de un contenido desarrollado bajo cualquier formato, que otorga un papel protagonista a la visión propia de marca.

Las acciones cimentadas en el contenido de marca serán más apropiadas cuanto mayor sea su aproximación a los valores del ente, pues se convierten en una extensión emocional que desvela su idiosincrasia. A través de acciones capaces de comprometer al segmento adecuado de individuos, el contenido ligado a la marca deja entrever aspectos profundos de su personalidad.

El “branded content” supone una alternativa necesaria en el nuevo paradigma de la comunicación, donde el cliente es un espectador voluntario que interactúa de forma espontánea con la marca, con el fin de conseguir una experiencia memorable. Con un “contenido marcado” por los valores en común con el cliente habitual o potencial y sobre la premisa del storytelling, la marca es capaz de perpetuar su presencia y dejar huella.

6 comentarios · Escribe tu comentario

Esteban Gutiérrez Izquierdo

Conforme iba leyendo el post, tenía más clara una palabra en la cabeza, y precisamente es con la que has cerrado esta publicación: Comunidad.

Las marcas tienen que aprender a crear una comunidad, y eso solo se consigue creando sentido de pertenencia al compartir valores similares con el público al que te diriges.

Buena reflexión :)

| Miércoles, 6 de Abril de 2011 a las 19:27 pm |

Oscar Coca

Si somos conscientes de que las personas nos unimos en grupos para relacionarnos según unos intereses en común, el nexo con la marca no tiene por qué ser diferente. Para formar parte de una comunidad que nos aporta algo, primero debemos contribuir.

Gracias por tu comentario Esteban. Saludos :)

| Jueves, 7 de Abril de 2011 a las 10:54 am |

Oscar Del Santo

Me parece especialmente interesante la conexión entre valores y marca. Le viene a uno a la mente el caso de Google ‘Don’t be Evil’, y de cómo el ‘branded content’ debe reforzar esos valores que la marca intenta potenciar.

Creo que esto también tiene una aplicación muy importante a nuestro ‘personal branding’, ya que nuestra comunicación online debe ir guiada precisamente por esos valores que constituyen nuestro auténtico ‘yo’.

| Jueves, 7 de Abril de 2011 a las 18:53 pm |

Oscar Coca

Exactamente. Dotar a nuestra marca de un contenido que no responde a la realidad conceptual, supone exponerla a un juicio parcial en el que siempre saldrá perdiendo. El contenido siempre debe ir ligado al concepto esencial de la marca.

Gracias por tu comentario Oscar. Un abrazo :)

| Viernes, 8 de Abril de 2011 a las 9:46 am |

javier regueira

Celebro que otro creyente se una al grupo (y más si es alguien que sabe de comunicación como creo que es tu caso). Si los consumidores huyen de la publicidad como de la peste, vamos a darles exactamente aquello de lo que no huyen: información y entretenimiento.

| Jueves, 30 de Junio de 2011 a las 20:18 pm |

Oscar Coca

A mi entender la publicidad es una parte de ese contenido de marca, si entendemos la publicidad en el sentido de comunicación pública, que es su significado original. La comunicación es la base de las relaciones. No se sustenta sólo en sonidos e imágenes, porque realmente todo encierra un mensaje: una conducta, un sabor, una sensación,…

Realmente, los consumidores no huyen de la publicidad en sí, que puede ser sutil o directa, sino del uso que se hace de ella, es decir, la reiteración que muestra una y otra vez la misma forma, haciendo que una magnífica experiencia se torne en aburrida por la incesante repetición. Una campaña de publicidad puede ser informativa o entretenida, generando formas diferentes con un mismo fondo. Debemos evitar que la comunicación agobie al cliente y potenciar su integración en el entorno en el que se desenvuelven las personas.

Un abrazo Javier :)

| Viernes, 1 de Julio de 2011 a las 13:01 pm |

Comenta el artículo