Blog
Branding | Conceptos Viernes, 12 de Noviembre de 2010

Concepto, contenido y contexto

4 comentarios

En el ámbito de la comunicación online es habitual escuchar que “el contenido es el rey”, una afirmación carente de sentido cuando su valor es cada vez menor debido a la abundancia. El contenido es importante para la marca, pero el desafío está en ofrecer un contenido estrechamente relacionado con un concepto adecuado en un contexto coherente.

El concepto es la idea esquemática que otorga identidad a la marca, poniendo la simiente para generar una personalidad única. El contenido es la visión que dota de posición a la marca, poniendo de manifiesto una aptitud que ofrece una utilidad. Y el contexto es el entorno que origina la imagen de marca, facilitando una actitud singular que conecta o desconecta emocionalmente con el consumidor.

Sin concepto, el contenido es indiferente. El concepto es quien alimenta el espíritu de la marca, mientras que el contenido ofrece cualquier aplicación, ya sea para el entretenimiento o el conocimiento. El concepto permite trasladar la visión de forma acertada, aportando valor al contenido para inicia la interacción con el cliente.

Sin contexto, el contenido es conflictivo. El contexto es quien brinda la experiencia de marca, mientras que el contenido presenta la funcionalidad. El contexto permite ofrecer un significado que hace comprensible el contenido, de manera que el atractivo emocional incrementa la relevancia de la marca para el consumidor.

Sin embargo, concepto y contexto sin contenido están abocados al fracaso, pues el contenido hace de enlace entre uno y otro. Se convierte en el responsable transmitir el espíritu de la marca para conseguir la experiencia emocional, ofreciendo un beneficio útil que debe mostrar la identidad en el entorno del usuario.

El contenido es el rey que necesita de un trono en el que reflexionar y un reino con el que dialogar. El contenido de la marca solo puede proporcionar valor cuando está cimentado en unos principios y se presenta en un ambiente apropiado.

El rey siempre regresa al trono para reflexionar. El trono o el concepto es la razón de ser del contenido, sin concepto no habría valores. El contenido sólo añade valor cuando existe una visión coherente de la marca que propicie el acercamiento del cliente.

El rey desaparece sin un reino para dialogar. El reino o el contexto es el ambiente favorable que rodear al contenido, sin contexto no habría imagen. El contenido sólo proporciona experiencias memorables cuando se presenta ante determinados perfiles.

4 comentarios · Escribe tu comentario

Oscar Del Santo

Creo que Oscar acierta por completo en este magnifico post. Es por eso que es absolutamente imprescindible que las personas que trabajan en comunicacion online en todas sus vertientes sean excelentes generadores de contenidos, copywrityers, etc.

| Viernes, 12 de Noviembre de 2010 a las 12:20 pm |

Oscar Coca

Sí, Oscar. Cualquier contenido no es valido para crear la imagen de nuestra marca, ya sea corporativa o personal. Es necesario pararse a pensar sobre qué queremos transmitir, cómo debemos transmitirlo y dónde tenemos que transmitirlo para cumplir los objetivos de la marca. Gracias por el comentario : )

Un abrazo.

| Viernes, 12 de Noviembre de 2010 a las 12:38 pm |

Juanjo Brizuela

Uno de los post con más sentido desde el punto de vista de contenido y que refleja perfectamente lo que hemos de gestionar en el mundo de la comunicación:
Añadiría que:
Concepto = más estático
Contenido = dinámico y siempre en función de a quien nos dirigimos
Contexto = multiespacial y relacionado con los puntos de contacto que queremos establcer con nuestors públicos

Felicidades!!!

| Domingo, 14 de Noviembre de 2010 a las 17:44 pm |

Oscar Coca

Sin duda concepto, contenido y contexto son fundamentos imprescindibles que adquieren la misma importancia en cualquier ámbito de la comunicación. Gracias por tu aportación, Juanjo : )

Un saludo.

| Domingo, 14 de Noviembre de 2010 a las 20:00 pm |

Comenta el artículo