Blog
Branding | Marketing Martes, 11 de Enero de 2011

Cinco errores de branding

2 comentarios

En ocasiones, las organizaciones apenas tienen en consideración el papel tan importante que juega el branding en cada una de las decisiones que toman. Como consecuencia, suelen cometer errores que repercuten en la percepción que los demás tienen de la marca, de manera que su imagen mental acaba siendo insustancial o su reputación cae en desgracia.

Confundir marca exclusivamente con comunicación. La comunicación es una parte inherente a la marca que facilita su identificación y mejora la interacción con el cliente. Pero sin un producto realmente acabado y un servicio optimizado que sustenten a la marca, el proceso de branding está abocado al fracaso.

Basar la marca en el precio. El precio suele ser un factor clave en cuanto a los planes comerciales de las marcas. Sin embargo, la verdadera diferencia entre productos se fundamenta en la confianza y el enganche que proporciona la marca cuando ofrece una razón de peso más allá del precio: El valor intangible.

Olvidar otros stakeholders de la marca. Aunque los consumidores son indispensables para una adecuada penetración en el mercado, muchas organizaciones continúan sumergidas en un enfoque fundamentado en la transacción comercial que impide ver el conjunto de actores que se relacionan con la marca.

Descuidar la experiencia de marca. La experiencia en cada uno de los puntos de contacto es fundamental para construir la relación con los grupos de interés oportunos. No obstante, ciertas marcas ignoran que tan importante son las experiencias de captación y uso, como la relación y el compromiso adquirido con el cliente.

Desatender las tendencias que afectan a la marca. A pesar de que las tendencias son oportunidades únicas para destacar en la vasta oferta del mercado, algunas compañías suelen embriagarse con el éxito y olvidar que la marca debe evolucionar en sintonía con la sociedad para mantener su posición privilegiada.

Entender con claridad lo que realmente significa la marca y tener siempre presente el contexto en el que se desenvuelve, son necesarios para evitar cualquier error en el proceso de branding. Un proceso que requiere de maduración y constancia con el fin de alcanzar un fuerte compromiso con el cliente.

2 comentarios · Escribe tu comentario

Roberto - Tijuana

Es cierto, el lograr establecer una marca no significa que el trabajo ha terminado. La marca debe de ser capaz de evolucionar. Muy buen articulo.

| Miércoles, 12 de Enero de 2011 a las 9:45 am |

Oscar Coca

Sí, Roberto. Sobre todo, la pequeña empresa debe abrir los ojos para darse cuenta que el proceso de branding no acaba en un simple logotipo, sino que es mucho más complicado y se extiende a lo largo de la vida de la marca. Gracias por tu comentario.

| Miércoles, 12 de Enero de 2011 a las 11:20 am |

Comenta el artículo