Blog
Internet | Marketing digital Martes, 16 de Febrero de 2010

Amistad y negocios en Facebook

4 comentarios

Siempre se argumenta que la combinación entre amistad y negocios puede llegar a ser contraproducente, pues existe un grave contraste de intereses que sólo se salvaguarda con una exposición clara de intenciones. No obstante, la presencia de muchas empresas y profesionales en la reina de las redes suele abordarse de forma poco acertada a través de la amistad.

Un importante número de negocios están presentes en Facebook usando un perfil personal, con la intención de solicitar directamente la conexión a los consumidores. La presión que genera esta actitud es similar a la que se presenta con la venta a puerta fría, produciéndose una situación incomoda para el usuario, quien puede atender por cortesía pero sin prestar atención.

Los perfiles tienen cierto carácter íntimo propio de las relaciones entre amigos y familiares, ya que las conexiones de amistad comparten cualquier tipo de información privada en ambos sentidos. El consumidor que desea mantener su privacidad a salvo no duda en declinar la petición de amistad de un desconocido o una organización.

Por otro lado, las descripciones de perfil están configuradas para mostrar exclusivamente datos procedentes de personas físicas. Y por último, el número de conexiones que permite un perfil está limitado a cinco mil, restringiendo la posibilidad de aumentar las relaciones con un mayor número de clientes potenciales.

Básicamente, el perfil personal generado por una organización o marca provoca molestia, rechazo y falta de confianza, sobre todo por la intromisión, consciente o inconsciente, en la parcela privada que supone la aceptación de amistad de un negocio. La opción correcta para marcas, organizaciones, profesionales independientes y personajes públicos es la página.

Las adhesiones a las páginas se realizan por propia iniciativa o por sugerencia, existiendo un interés real por parte del usuario; sólo se comparte con la marca aquella información que el seguidor considera apropiada; existe un panel de estadística que facilita la monitorización de las acciones; no hay límite para las conexiones, con lo que se permite un elevado número de seguidores; y los buscadores son capaces de indexar la páginas.

La página permite una relación más adecuada con clientes potenciales, dando lugar a vínculos de valor que huyen de la dualidad existente entre la amistad y los negocios en Facebook. En las redes sociales como en la vida, la empresa o profesional debe presentarse al usuario con un propósito claro desde el principio.

4 comentarios · Escribe tu comentario

Carlos Cabrera

Oscar,

Me encantó el post! Mejor explicado no puede estar realmente. Creer que hacer marketing en Facebook para nuestra empresa/negocio es tener un Perfil Personal para así aprovechar y enviar solicitudes de amigos creando nuestra audiencia (que es falsa) es hacer lo peor y desde el comienzo.

Para mi, eso es como enviar un email SPAM pidiendo que se suscriban a mi lista de suscriptores por email.

Cosa que es totalmente diferente en una Página de fans, donde la gente se une porque vió algun amigo que se unió o alguien se la recomendó y le agrada la idea de unirse. Esa es la clave, que todo se de naturalmente.

Lo repito, me encantó el post… un abrazo Oscar :)

| Martes, 16 de Febrero de 2010 a las 23:48 pm |

Oscar Coca

Muchas organizaciones continúan utilizando la presión como medio para conectar con el consumidor, sin darse cuenta que están creando un grupo de contactos sordos. Las empresas deben tener claro que es preferible la calidad de los contactos que la cantidad y la calidad sólo se consigue cuando el usuario crea la conexión por propia iniciativa.

Gracias por tu comentario Carlos. Un abrazo.

| Miércoles, 17 de Febrero de 2010 a las 14:26 pm |

Roberto Cerrada - Markeing y Redes Sociales

Hola Oscar… ¡Que quieres que te diga!… Comulgo con tu visión del panorama en esta fantástica reflexión que haces en tu blog. Y es que siempre pasa lo mismo. Nos equivocamos en 1997 creyendo que internet seguía la misma fórmula del marketing tradicional y parece que volvemos a equivocarnos pensando que el 2.0 sigue las mismas reglas que el marketing 1.0, que aprendimos en 2000…

A ver, ¡QUE NO, QUE NO…! Qué tus amigos en Facebook no es tu lista de suscriptores… ¡NO!

Lo digo gritando Oscar, para a ver si así todo el mundo nos oye, espero que no te importe.

Supongo que al final el tiempo y “los resultados” nos darán o nos quitarán la razón, lo único que espero que no pase mucho tiempo para ello :-)

| Jueves, 29 de Julio de 2010 a las 11:07 am |

Oscar Coca

Pues sí, Roberto. Esta forma de ver Internet como un medio a la antigüa usanza es totalmente equivocada, pero el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. ¿Cuando se darán cuenta las PyMEs de que el acoso no tiene cabida en un mercado que ha pasado a dominar el consumidor?

Agradezco tu comentario. Un abrazo.

| Jueves, 29 de Julio de 2010 a las 12:12 pm |

Comenta el artículo